Montaña de 7 Colores: Matando a la Gallina de los Huevos de Oro

La archiconocida Montaña de 7 Colores, también llamada Vinicunca, se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos del Cusco y del Perú.

Hace unos días Vinicunca estuvo nuevamente en boca de todos, saltó a la palestra que la empresa minera canadiense, Camino Minerals, firmó con el gobierno peruano un acuerdo de opción de compra de un proyecto de cobre y plata; este incluía parte de la Montaña de Colores.

El denuncio minero del a empresa canadiense Camino Minerals abarcaba la zona de Vinicunca y el Valle de Colores

Para hacer corta esta parte de la historia, la empresa decidió dar un paso al costado. Pero que hay detrás de todo? El caso de la minera canadiense es solo la punta de del iceberg de todo el mal manejo que existe detrás colorida montaña.

La zona de Vinicunca y montaña aledañas vista a lo lejos

Vinicunca y las Redes Sociales

Hace poco mas de tres años eran muy pocos los viajeros que llegaban al pie de la colorida montaña a contemplar su belleza. De un momento a otro el destino literalmente explotó!!! El número de visitantes se multiplicó por diez, tanto así que hoy en día son mas de 1000 visitantes los que recibe la montaña al día y creo que me quedo corto

El famoso viajero mexicano Alan x el Mundo estuvo hace pocas semanas visitando la colorida montaña de la que publicó un post que puedes leer AQUI

Gracias, en gran parte a las redes sociales, la montaña cobró una popularidad descomunal. Todo el mundo, peruanos y extranjeros, quería una foto ahí, sin importarles el frío, el mal clima y la exigente caminata sobre los 5,000 msnm.

Ese boom convirtió a Vinicunca en un esquisto manjar viajero, en un trofeo; a raíz de ello, desde el 2016, comenzó a ser una de las estrellas principales de las centenas de rankings de lugares del mundo que debes conocer antes de morir!!!

El Principio del Color

Si bien el turismo masivo es reciente, la historia de esta montaña se inició hace muchos millones de años. La impresionante paleta de colores que nos regala se debe a una compleja mezcla de sedimentos marinos, lacustres y fluviales. Estos sedimentos comenzaron a ser transportados por el agua hace mas de 50 millones de años.

Los vivos colores que nos regala Vinicunca esmezcla de sedimentos marinos, lacustres y fluviales

Con el tiempo se formaron capas que se transformaron en las atractivas franjas coloridas que atraen mas de 300,000 turistas que la visitan al año.

Porque la Montaña no se hizo famosa antes?

Se cree que Vinicunca quedó al descubierto debido a que la nieve que lo cubría se derritió gracias al cambio climático.

Aunque esta teoría no esta confirmada al 100%, los pobladores de las comunidades aledañas afirman que, a inicio de los 90s, el famoso cerro estaba cubierto parcialmente de hielo y que recibía nieve de forma temporal.

El Impacto Económico en las Comunidades Aledañas

No hay duda que el auge de la Montaña de 7 Colores ha tenido un gran impacto en la economía en las poblaciones cercanas, aunque el costo a pagar está siendo muy alto.

La gran masa de visitantes que llegan a diario a Vinicunca ha generado que las comunidades, que antes solo se dedicaban al pastoreo y a la agricultura, volteen hacia otro horizonte y vean en el turismo una gran “mina de oro”.

Son mas de 400 arrieros los que trabajan transportando turistas hacia la Montaña de 7 Colores

Solo la comunidad de Pampachiri, con una población de 1500 personas, recibe por el cobro de ingreso a la montaña alrededor de US$ 400,000 al año. A ese monto hay que sumarle todos los negocios generados alrededor, desde venta de comida, hasta el alquiler de caballos. Solo en la comunidad existen 400 arrieros registrados y autorizados para dar este servicio. Alquilar un caballo que te suba los 4 km hacia la Montaña de Colores cuesta S/80 soles, unos US$ 25 dólares.

Mas de 1000 personas se enrumban diariamente hacia la famosa montaña (Foto: Revista Rumbos)

Esta explosión turística está teniendo un costo ecológico altísimo. Para muestra un botón, un humedal cercano, el cual era visitado por patos salvajes durante su migración, fue rellenado con tierra y convertido en estacionamiento. Además los improvisados baños en la ruta desfogan sus residuos a cualquier lado, sin ningún control.

Debido a la popularidad lugar, se han construido nuevas carreteras que acercan, cada vez más, a los visitante para que caminen menos. Desde mi punto de vista eso no está bien, están fomentando que cada vez sea mas fácil llegar, lo que a la postre traerá mas y mas turistas a visitar un lugar ya atiborrado de personas.

El vecino de Pampachiri es Cusipata, otra de las comunidades que se benefician con la llegada de turistas a Vinicunca. Hace casi dos años, en mi pagina de Facebook, hice una denuncia en la que ambas comunidades eran protagonistas.

En Setiembre del 2016 hice una denuncia en redes sociales sobre el maltrato a Vinicunca, el post rebotó en importantes medios locales como El Comercio, America Televisión, Canal N, La República, entre otros

En la segunda mitad del 2016, la comunidad de Cusipata, al no recibir dinero directo del boom turístico que invadió Vinicunca, escribieron con piedras blancas su nombre en una de las laderas de la montaña como símbolo de propiedad. Días después la pinta fue retirada, la denuncia que hice en mis redes sociales rebotó en los principales medios del país

Puedes leer el post que escribí en este link: Salvemos la Montaña de Colores

Agoniza la Gallina de los Huevos de Oro

Definitivamente la informalidad que existe en la gran mayoría de servicios turísticos que operan, directa o indirectamente, en la Montaña de 7 Colores está afectando esta bella locación, a punto que en pocos años está pueda todo atractivo.

El diario New York Times, uno de los mas importantes de los Estados Unidos, publico en articulo “Will Tourism Ruin the Rainbow Mountain of Peru?”, cuya traducción es “El Turismo Arruinará la Montaña de 7 Colores del Perú?.

En Mayo de este año el prestigioso diario estadounidense The New York Times, publicó un artículo poco favorable sobre Vinicunca

Luego de hablar de gran parte de los problemas que atraviesa Vinicunca, al final de la nota citan al viajero estadounidense John Widmer, autor del blog “Roaming Around de World”, quien visitó la montaña en abril del 2017. Su primer comentario fue: “La experiencia no fue como la pintaban”.

“El mal clima, cambiando con guías irresponsables, caminantes mal preparados y horripilantes condiciones del camino hicieron de esta una de las peores excursiones de mi vida”, comentó Widmer. Además lamentó el impacto medioambiental causado por el exceso de turistas que han colaborado a la “destrucción de este paisaje andino frágil y hermoso”. Sin duda son palabras duras pero ciertas, palabras que no hacen mas que desprestigiar el manejo de un turismo responsable en esta parte del país.

Para terminar con Widmer, a inicios del 2018 incluyo en su blog su visita a la Montaña de Colores en el post “ Top 15 Worst Travel Moments from 2017” (“Mis 15 Peores Experiencias Viajeras del 2017”)

Extracto del post del blogger estadounidense John Widmer quién tuvo una muy mala experiencia visitando la Montaña de 7 Colores

La informalidad en la que viven las agencias de viajes es exagerada, con tal que “la escojas” no te informan bien de la exigencia física que demanda subir a 5,200 msnm. Hay personas que han muerto en la ruta, la última víctima fue un ciudadano coreano de 70 años el cual hacía dos lo habían operado del corazón. Me pregunto, acaso la agencia que lo llevó no le preguntó si tenía problemas cardiacos? Es mas importante ganarse unos cuantos dólares que la vida de las personas?

Mas de una vez, por curiosidad, me he acercado a algunas agencias de viajes en el Cusco a averiguar sobre la ruta. Todas coincidieron que la ruta no era muy complicada y que era apta para casi cualquier persona, además la gran demanda de tour a Vinicunca ha hecho que por solo S/55 soles (US$ 17) te incluyan transporte, desayuno y también almuerzo. Tanta es la demanda que, a ese bajo precio y con todos los costos que implica, igual sus tour les son rentables.

Son cientos de agencias de viajes, muchas de ellas informales, las que ofrecen tour poco responsables hacia Vinicunca

Esta es una de las pocas páginas que he encontrado que advierten sobre la exigencia física y los riesgos que existen si decides visitar la Montaña de 7 Colores, como debería de ser.

Advertencia sobre Montaña 7 Colores

Urgente un ACR

El problema social y ambiental en el que se encuentra el Apu Ausangate y las montañas aledañas, una de ellas es Vinicunca, es grave. El Gobierno Regional del Cusco, en colaboración con ACCA (Institución que trabaja en el desarrollo de la Cuenca Amazónica), han propuesto convertir esta zona en un ACR, Área de Conservación Regional.

La intención es conservar la biodiversidad, las nacientes de los ríos que alimentan de agua a Cusco y los valores culturales del Ausangate.

El Majestuoso APU Ausangate, el Gobierno Regional del Cusco está empujando para que pronto esta zona sea un ACR

Lamentablemente de las 9 comunidades comprometidas en el área, solo 2, Phinaya y Sallani, apoyan el proyecto. Las otras 7 no están de acuerdo con la creación de la ACR Ausangate. Al parecer los líderes que manejan el turismo en la zona no quieren ser fiscalizados; nadie sabe, a ciencia cierta, que se hace con el dinero que se recauda por el pago del ingreso a Vinicunca.

El pueblo de Phinaya, al pie del Ausangate, es una de las dos comunidades de 9, que ha votado a favor que la zona sea se convierta en un ACR

La Montaña de 7 Colores está en peligro, si no se toman medidas inmediatas este bello atractivo natural va a sufrir daños irreparables. El área debe ser protegida, las comunidades capacitadas, las empresas turísticas con malas prácticas sancionadas y la afluencia de público regulada, limitando el número de personas que la deben visitar al día la colorida montaña.

Salvemos la Vinicunca, empujemos el carro hacia el mismo lado!!! Conservar las maravillas de nuestro país es responsabilidad y tarea de todos!!!

En junio del 2016 visité Vinicunca por primera vez mientras hacia la vuelta de 7 días por el APU Ausangate

Fuentes:

Guillermo Reaño

El Comercio

RPP

New York Times

By | 2018-07-09T14:11:49+00:00 julio 6th, 2018|0 Comments
Firma mi post, Déjame tu opinión!