¿Conoces al Tétrico y Sagrado “Niño Compadrito”?

Hace unos días andaba por el Cusco con Juan Carlos, un amigo cusqueño que me da servicio de movilidad cada vez que llego a la ciudad imperial.

Bajábamos la estrecha y empinada calle de Tambo de Montero rumbo a centro de la ciudad cuando me pregunta:

“¿Arturo, has escuchado sobre el Niño Compadrito?”

Mi respuesta fue un rotundo NO;

Continuó:

“Es un niño santo que veneran en esa casa”, seguidamente me señaló una pared blanca con una puerta marrón sin nada llamativo alrededor.

Por un momento me hizo acordar cuando andaba por Katmandú – Nepal y una persona, que pasaba por ahí, me preguntó si sabía quién era la Kumari, tras sus palabras encontré una rica historia; conocí sobre la vida de la única persona considerada como diosa viviente en el mundo (Pueden leer esta fascinante historia AQUÍ)

En Busca del “Niño Compadrito”

 Todo viajero es curioso y yo no soy la excepción. Me quedó dando vueltas lo que podría haber tras esa puerta marrón de la calle Tambo de Montero. La curiosidad me mataba, fue así que, al día siguiente, decidí salir a buscar la historia y sacarme todas las dudas.

Llegue a la puerta de madera, adornada solo por una chapa y un timbre blanco el cual toqué. Nadie me abre. Vuelvo a tocar, suena como que me van a abrir pero no pasa nada. Esperé unos 3 minutos y sale una chica de unos 20 años, le pregunto por el Niño Compadrito y me dice: “Suba, es aquí”

Fachada de la casa donde se le venera al Niño Compadrito

Trepo unas cortas pero empinadas escaleras y me topo con dos cuartos, uno de ellos con una plancha llena de velas de colores y la otra con una vitrina, rodeada de muchos carteles de agradecimiento, juguetes, mensajes, muñecos, fotos carnet, entre otras variadas cosas. Dos personas sobre los 60 años vendían velas a muy bajo costo en una de las puertas del cuarto. Desconcertado le pregunto por el Niño Compadrito, de mala gana me señala el primer cuarto, solo atino a entrar.

Son centenas de objetos, algunos de ellos muy extraños, los que encontramos al pie de la vitrina donde se encuentra el Niño Compadrito

Tras la vitrina principal vi un pequeño vestido como el que usan las veneradas vírgenes de la iglesia católica, en la parte superior estaba la cara del niño, era fea y tétrica, y lucia un frondoso pelo largo. Sus ojos habían sido remplazados por dos canicas azules y sus dientes no guardaban mucha relación con su cara. En su cabeza lucía una brillante y llamativa corona.

El rostro del Niño Compadrito

¿Pero que Historia Hay Detrás de este Niño Santo?

Se dice que leyenda nace en los 60s, aunque esto no esta muy claro. Hay historias que remontan el esqueleto del niño a la época de los incas, otros a la conquista, pero es en la década de 1960 cuando, al parecer, se le empieza a rendir culto. En esos años la imagen venerada se componía de una calavera y unos pocos huesos. Luego le comenzaron a confeccionar vestidos, le pusieron dientes y dos canicas azules en la sección ocular del cráneo.

Se dice que el Niño Compadrito se comunica con sus seguidores a través de los sueños. Todos los martes y viernes se le rinde culto. Mas de 400 fieles le llevan juguetes, caramelos, joyas, dinero, entre otras cosas, para que el niño esté contento y les cumpla sus pedidos.

Seguidores del Niño Santo prendiéndole velas (Foto: Internet)

Cada color de vela que se prende en su honor tiene que ver directamente con lo que se le quiera pedir. Las rojas son para el amor, las blancas se relacionan a la salud, las amarillas al dinero, las verdes al trabajo, las azules a los estudios, las rosadas al éxito, las naranjas a la felicidad y las negras a la justicia, sea esta positiva o negativa.

Esta extraña imagen “religiosa” cada vez atrae mas adeptos, sobre todo de la parte sur del Perú. Pero resulta que este personaje es considerado católico por sus seguidores pero no por la iglesia.

En 1975 el obispo del Cusco, Luis Vallejos, prohibió el culto al niño santo alegando que era “un feto del demonio” y que además el cráneo no era de un niño sino el de un simio. Se dice que incluso una turba trató de quemar la imagen. Fue por esa causa que el Niño Compadrito pasó a la clandestinidad, cuentan que la ocultaron en Huayllabamba, al sur de Machu Picchu, lugar donde se le seguía venerando.

Juan Vallejos, Obispo del Cusco en los años 70s

En el año 1982 el obispo Vallejos murió en un accidente de auto, los creyentes del niño aseguran que fue “la venganza del niño santo”.

¿Como Llega a la Calle Tambo de Montero 182?

Quién custodia la imagen del Niño Compadrito es el Sr. Juan Letona; pero como llegó a sus manos? Resulta que la heredó de sus madre y su madre de su abuela. El Sr. Letona afirma que sus hijos serán los que la hereden cuando el ya no esté presente.

Altar del Niño Compadrito

La casa donde se encuentra el niño es de la madre de Juan Letona, cuentan que llegó ahí luego que fue trasladad, en la época que estaba en la clandestinidad, decenas de veces entre las casas de los fieles. Un día se le aparece, a uno de sus mas cercanos seguidores, en sus sueños y le dice: “Estoy cansado de tanto moverme, déjenme donde estoy ahora”

¿Quién es el Niño Compadrito?

Hay varias versiones sobre los orígenes del Niño Compadrito, pero la que mas se repite es que este niño fue hijo de un tirano virrey español y una cusqueña de muy buenos sentimientos. A los 13 años el niño fue secuestrado por personas que querían vengarse del padre.

Sus secuestradores frotaron su cuerpo con hierbas mágicas hasta que redujeron su cuerpo en vida. El niño sufrió una larga agonía hasta que murió.

Virreinato del Perú

Pasaron los años y en la casona de un noble español empezaron a suceder cosas extrañas que atemorizaban a los habitantes. Una noche tormentosa, un rayo cayó en uno de los muros de la casa, hizo un forado y dejó al descubierto el cuerpo del niño momificado.

¿Porque se le Venera?

Un reconocido antropólogo mexicano – japonés afirma que el culto al Niño Compadrito se remonta a la época del Virreinato, cuando los españoles impusieron sus creencias sobre antiguo imperio de los incas.

La fusión de creencias, pasadas y nuevas, dieron origen a decenas de santos menores, uno de ellos fue el Niño Compadrito.

Mensajes de petición y agradecimiento al Niño Compadrito

El misterio sobre quién es y sobre sus poderes está presente, los cuidadores del niño santo se niegan a que se le hagan pruebas y exámenes para saber mas sobre el; muchos detractores siguen afirmando que se trate de un cráneo de mono, sus seguidores lo niegan rotundamente.

Lo que es una realidad es que son miles las personas que creen en los milagros del Niño Compadrito, los que confían en él, los que le piden desde que les ayude a pasar un examen de matemáticas hasta que los cure de una enfermedad terminal.

Salí de la Calle Montero del Tambo 182 luego de observar 5 personas que llegaron a venerarlo, una de ellas lloraba arrodillada frente a la imagen. Me sorprendió toda la historia tras el “Niño Santificado”, una historia que vivió en mi ignorancia por mas de 48 años.

By | 2018-07-24T07:43:19+00:00 julio 24th, 2018|0 Comments
Firma mi post, Déjame tu opinión!